"El Cosmos está constituido por todo lo que es, lo que ha sido o lo que será" Carl Sagan

06 marzo 2010

Una estrella de segunda generación afianza la teoría de canibalismo de la Vía Láctea

Una estrella gigante roja recién descubierta ha supuesto ser una reliquia de los inicios de nuestro Universo. Los científicos creen que esta estrella puede pertenecer a la segunda generación de estrellas que se formaron tras el Big-Bang.

Situada en la galaxia enana del Escultor, que dista a unos 290.000 años luz de la Vías Láctea, esta estrella tiene una composición química similar a la de las estrellas más antiguas de nuestra galaxia. La presencia de este astro demuestra que nuestra galaxia a canibalizado a numerosas galaxias enanas, lo que le confiere el actual tamaño y que le ha ayudado a formar otros bloques galácticos, como los brazos espirales que observamos.

Anna Frebel, astrónoma del Centro Harvard-Smithsoniano para la Astrofísica, y autora principal de este artículo publicado en Nature, comenta que "esta estrella es probable que sea tan antigua como el propio Universo".

Las galaxias enanas son pequeñas galaxias con sólo unos pocos millones de estrellas, frente a los cientos de miles de millones de estrellas que hay en las galaxias grandes como la Vía Láctea. A su vez, las galaxias grandes alcanzan este tamaño, tal y como se ha indicado anteriormente, porque canibalizan a las galaxias más pequeñas apoderándose de sus estrella y sumándolas a las que ya poseían inicialmente.

Frebel explica que si pudiéramos ver una película sobre la evolución de la Vía Láctea, la veríamos rodeada de pequeñas galaxias orbitando en torno a ella, y que con el tiempo, se fusionarían a la galaxia madre, para crear una galaxia mayor.

Si las galaxias enanas son realmente los elementos básicos de formación de las galaxias más grandes, entonces el mismo tipo de estrellas se encontrarían en ambos tipos de galaxias, especialmente en el caso de la antigüedad de las estrellas "pobres en metales". Para los astrónomos, los "metales" son los elementos químicos más pesados que el hidrógeno o el helio. Debido a que son productos de la evolución estelar, los metales eran raros en el Universo temprano, y por ello las estrellas viejas tienden a ser pobres en metales.

En el halo de nuestra galaxia se encuentran algunas de las estrellas más viejas conocidas. Se estima que su cantidad de metales es unas 100.000 veces inferior a la de nuestro Sol, que es una estrella típica rica en metales. Sin embargo, en las galaxias enanas no suelen encontrarse estrellas tan pobres en metales como en los halos de las galaxias.

Josh Simon, coautor de este estudio, indica que "en la Vía Láctea parecía haber estrellas mucho más primitivas que en cualquier otra galaxia enana. Pero si las galaxias enanas forman los bloques originales de formación de la Vía Láctea, entonces es difícil entender por qué en ellas no hay abundantes estrellas pobres en metales".

Los científicos llegaron a la conclusión que su método para localizar estrellas pobres en metales en las galaxias enanas estaba fallando. Por ello Evan Kirby, del Caltech, desarrolló un método para estimar la abundancia de metales de un gran número de estrellas a la vez, haciendo posible la búsqueda de estrellas pobres en metales en las galaxias enanas.

 

Entre estas estrellas localizadas, los astrónomos se centraron en una de magnitud 18 llamada S1020549. Las mediciones espectroscópicas de su luz determinaron que su abndancia en metales era unas 6.000 veces inferior a la de nuestro Sol, es decir, unas cinco veces menos que la de cualquier estrella estudiada hasta ahora en una galaxia enana.

Los investigadores midieron la abundancia total de metal en S1020549 en elementos tales como magnesio, calcio, titanio y hierro. El patrón de la abundancia total se asemeja a la de las viejas estrellas de la Vía Láctea, afianzando la teoría de que estas estrellas pobres en metales presentes en nuestra galaxia se formaron en las galaxias enanas que posteriormente se anexionaron a la nuestra.

Los investigadores esperan poder descubrir muchas más estrellas pobres en metales en las galaxias enanas, aunque su distancia y su débil luz sean un desafío para cualquier instrumento óptico. Aún así se tienen esperanzas en la próxima generación de grandes telescopios.

La baja abundancia de metal en S1020549 marca un paso significativo hacia la comprensión de cómo se formó nuestra galaxia. La idea original de que el halo de la Vía Láctea se formó por la destrucción de una gran cantidad de galaxias enanas, parece ser correcta.

------------------------------

Más información en el enlace.

Vía: Astrofísica y Física

0 comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios son responsabilidad únicamente de sus autores y no refleja necesariamente el punto de vista de este sitio.
NO insultes a nadie.

Las fases de la Tierra y la Luna en tiempo real

ir arriba