"El Cosmos está constituido por todo lo que es, lo que ha sido o lo que será" Carl Sagan

06 febrero 2010

El observatorio WMAP encuentra pruebas de la inflación universal

El Universo tiene 13.750 millones años de edad, el helio primordial ha podido verse por primera vez y se han encontrado las pruebas clave del periodo inflacionario ocurrido inmediatamente después del Big Bang. Pero no todos los nuevos descubrimientos de De la NASA Wilkinson Microwave Anisotropy Probe (WMAP) parecen encajar en las teorías cosmológicas.

La edad estimada del universo es de 13.750 millones de años +/- 110 milllones de años

Anteriormente, los científicos utilizando los datos de WMAP midieron el tiempo transcurrido desde el Big Bang con gran precisión: 13.730 mil millones años (más o menos 120 millones años). Y ahora, usando el mismo observatorio espacial, la edad del universo se ha refinado aún más, añadiendo otros 20 millones de años para un total de 13.750 millones de años (más o menos 110 millones años).*

Utilizando los datos de los primeros 7 años de operaciones de la misión, se pudo llegar a esta edad refinada del universo. Anteriormente, se utilizaron los primeros 5 años de observaciones de WMAP; cuanto más tiempo esté operativo el observatorio, más largo es el tiempo de exposición, y por tanto los resultados se vuelven más precisos.

Esta noticia es pertenece a una de una serie de descubrimientos que el equipo de WMAP ha publicado sobre diversos aspectos de las observaciones.

WMAP está constantemente inspeccionando los más remotos confines del universo, midiendo el débil "eco" del Big Bang. Este echo es conocido como la radiación del fondo cósmico de microondas (CMB), un remanente fósil de las enormes energías liberadas en el nacimiento del universo.

Mediante la cartografía de estas pequeñas variaciones de temperatura en esta radiación de fondo, puede obtenerse mucha información sobre las condiciones del universo primitivo, pero a los cosmólogos no sólo les interesa cuánto tiempo hace desde que el Big Bang ocurriera. Los científicos están tratando de encontrar una prueba más de lo que creemos que ocurrió en los momentos después del Big Bang y ahora WMAP está llenando las lagunas de nuestro conocimiento.

Además de la medición precisa de esta edad, WMAP ha sido capaz de detectar pequeñas oscilaciones acústicas (el equivalente cósmico a las ondas sonoras) en la radiación CMB, y la huella detectado sugiere que el helio primordial fue generado en las cantidades predichas durante las primeras etapas de la evolución del universo.

Los datos del observatorio de la NASA WMPA junto con el satélite europeo Planck proporcionarán una imagen muy detallada sobre el universo primitivo

Además, mediante la medición de las fluctuaciones de la radiación CMB en todas las escalas, existen evidencias que sugieren que hubo una expansión muy rápida justo después del Big Bang. Esto apoya la teoría de la inflación y establece una prueba más de la misteriosa "energía oscura" que se estima que inunda todo el universo, haciendo que el espacio-tiempo se expanda a un ritmo acelerado.

Aunque todo esto suena muy bien, hay una observación que no se puede explicar mediante la teoría. La cantidad de radiación CMB visto cerca de los cúmulos de galaxias es mayor de lo esperada. Según la teoría, los fotones del CMB deberían interactuar con estos grupos, recibiendo golpes a energías más altas. WMAP no puede detectar estos fotones de energía más altos, por lo que debería haber un déficit de fotones del CMB alrededor de estos grupos. Este no parece ser el caso y los científicos probablemente estarán confundido por esto durante algún tiempo.

WMAP continúa abriendo los ojos de la naturaleza de nuestro universo midiendo el eco del Big Bang, apoyando las teorías actuales sobre cómo comenzó el universo, pero permanecen desafíos en otras teorías sobre cómo debería comportarse la radiación del CMB. Aunque el final de la misión WMAP está establecido para el final de otoño de 2010, sus resultados tendrán repercusiones durante años.

* Las incertidumbres en las mediciones no proceden de la falta de exactitud de los astrónomos, ni mucho menos. Al medir los tiempos y las distancias cósmicas, pueden deslizarse errores muy sutiles en los cálculos. Algunos de los errores puede deberse a pequeñas irregularidades en el instrumental o a la falta de claridad en algunas series de datos, por lo que los astrónomos para hacer un buen trabajo, calculan un "margen de error" en sus resultados. Lo ideal sería que este margen fuera lo más pequeño posible, pero estos errores nunca desaparecerán por completo.

Fuente original
Publicado en
Odisea cósmica

0 comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios son responsabilidad únicamente de sus autores y no refleja necesariamente el punto de vista de este sitio.
NO insultes a nadie.

Las fases de la Tierra y la Luna en tiempo real

ir arriba