"El Cosmos está constituido por todo lo que es, lo que ha sido o lo que será" Carl Sagan

17 agosto 2010

Encontrados anillos ultravioletas alrededor de galaxias

Astrónomos han localizado gigantescos y misteriosos anillos de luz ultravioleta en antiguas galaxias, lo cual aparenta ser una "segunda oportunidad" en la vida de estas galaxias.

De alguna manera, estas galaxias han logrado acumular gas fresco para la formación de nuevas estrellas en estos anillos gigantescos, algunos de los cuales podrían rodear varias veces la Vía Láctea.

El descubrimiento de estos anillos implica que estas galaxias hinchadas, presuntamente "muertas", es decir, que han agotado todo su gas para la formación de estrellas, pueden ser reavivadas con el nacimiento de nuevos astros.

"En la vida de una galaxia, debe haber una transición entre una galaxia activa con una alta tasa de formación estelar, y entre una galaxia en la que apenas se de la creación de nuevas estrellas", dijo Samir Salim, autor principal de un reciente estudio y científico investigador en el departamento de astronomía de la Universidad de Indiana, Bloomington. "Pero es posible que este proceso se pueda invertir, y que galaxias poco activas puedan rejuvenecer".

Doble golpe observacional.

Los resultados de esta investigación se han obtenido gracias a una combinación de los datos aportados por el Telescopio Espacial Hubble, y por el Galaxy Evolution Explores de la NASA.

En primer lugar,el Galaxy Evolution Explorer está realizando una encuesta en luz ultravioleta de una vasta región del cielo. Este satélite ha elegido a 30 galaxias lenticulares tempranas con emisiones ultravioletas particularmente fuertes, pero sin signos visibles de formación estelar. Las galaxias tempranas de este tipo, según las teorías con las que se trabaja en la actualidad, ya han agotado todo su gas frío para la formación de nuevas estrellas.

El Galaxy Evolution Explorer no pudo distinguir los finos detalles de estos discos que rodean a las galaxias, así que los investigadores utilizaron el Telescopio Espacial Hubble para obtener unas imágenes más nítidas. Y lo que vieron les sorprendió: tres cuartas partes de las galaxias que estudiaron se encontraban rodeadas de anillos ultravioletas, algunos de ellos con unas dimensiones de 250.000 años luz. Y unas pocas galaxias también mostraban marcas ultravioletas de forma espiral.

"Es la primera vez que vemos algo similar", dijo Michael Rich, co-autor del estudio y astrónomo de la UCLA. "Estos objetos hermosos e inusuales podrían revelar cuestiones muy importantes sobre la evolución de las galaxias".

Colores de la Edad.

Los astrónomos pueden conocer la edad aproximada de una galaxia viendo tan sólo el color de su luz estelar colectiva. Las jóvenes galaxias llenas de vida emergente tienen una tonalidad azul, producida por las nuevas estrellas. Las galaxias más evolucionadas presentan un color rojizo procedente de las estrellas más envejecidas. Por ello, midiendo el color de estas galaxias, los astrónomos han llegado a la conclusión de que la edad de estos universos-isla ronda los 10.000 millones de años.

Pero esta forma de medir la edad puede ser engañosa. Todos sabemos que si pasamos un día bajo los rayos ultravioletas invisibles del Sol conseguiremos una quemadura rojiza. Por ello, cuando observamos en la parte ultravioleta del espectro, podemos descubrir más cosas de las que muestra el visible.

La luz ultravioleta de algunas galaxias observadas podría haber quedado sólo en un estallido inicial de formación estelar. Pero en la mayoría de los casos, los nuevos episodios de formación estelar están detrás de los anillos resplandecientes, lo que significa que el gas ha sido introducido de alguna manera en estas galaxias aparentemente antiguas. Otros signos reveladores de formación estelar en curso, pueden ser ardientes nubes de gas de hidrógeno, pero hasta la fecha, no ha sido posible su detección.

El Señor de los anillos del ultravioleta.

Pero no sólo es desconcertante el origen de este nuevo gas, sino que también sigue siendo un misterio la formación de estos anillos galácticos. Una posibilidad podría ser la colisión entre dos galaxias, una de las cuales aporta el gas fresco. Se sabe que en raros casos, las colisiones galácticas pueden generar la formación de anillos.

Pero los investigadores tienen sus dudas respecto al origen de estas estructuras. "Para crear una onda de hoque que de como resultado un anillo como los que hemos visto, una galaxia pequeña tiene que cruzar una más grande más o menos por su centro en línea recta, y esto es poco común", dijo Salim.

Otra teoría más aceptada supone que el origen del gas es el propio gas que se encuentra en el medio intergaláctico, entre las galaxias. Este gas externo podría generar los anillos,especialmente en presencia de estructuras en forma de barras que atraviesan los centros de algunas galaxias.

Pero serán necesarios más estudios para determinar el verdadero origen de estos anillos y del gas que contienen. Salim se está centrando en buscar las barras precursoras de estas estructuras.

Más información en el enlace.

Vía: Astrofísica y Física

0 comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios son responsabilidad únicamente de sus autores y no refleja necesariamente el punto de vista de este sitio.
NO insultes a nadie.

Las fases de la Tierra y la Luna en tiempo real

ir arriba