"El Cosmos está constituido por todo lo que es, lo que ha sido o lo que será" Carl Sagan

19 marzo 2010

Importante descubrimiento sobre la formación de estrellas masivas

Las estrellas masivas, al emerger del seno de las nebulosas, emiten al nacer una fuerte radiación que calienta el gas de los alrededores deteniendo el crecimiento y la formación de nuevas estrellas. Ahora, una nueva investigación ha revelado que la radiación en forma de filamentos en espiral , llamados cintas, actúan como un escudo de gas absorviendo el calor de las estrellas jóvenes, y permitiendo que el gas circundante siga precipitando a la superficie de la estrella recién nacida.

Todas las estrellas se encienden en un determinado momento. Cuando se condensa la nube de hidrógeno molecular, se genera energía a través del colapso gravitacional, que tras un millón de años más o menos de colapso, la temperatura central es lo suficientemente alta como para comenzar la fusión nuclear y encender la estrella.

En la Nebulosa Trífida, en la fotografía, se puede contemplar en luz infrarroja, una incubadora estelar. La estrella central sigue acumulando masa, y se encuentra rodeada de 30 estrellas embrionarias mucho más pequeñas.

Las estrellas de masa solar están libres de un problema al que se enfrentan las estrellas más masivas. En el momento en el que comienza la fusión nuclear, las estrellas masivas siguen acumulando más masa mientras que este proceso ya se ha detenido en las estrellas de masa similar a la de nuestro Sol. Al encenderse, las estrellas emiten una radiación ultravioleta que ioniza el gas circundante , a la vez que generan un viento estelar que eyecta dicho gas. Entonces, ¿cómo pueden acretar más materia las estrellas masivas si el viento solar aleja el gas?

Este puzzle ha sido resuelto por un equipo de astrónomos de los Estados Unidos, Alemania y México, usando modelos informáticos de cómo se comportaría el gas alrededor de una estrella joven masiva. Encontraron que el gas no cae uniformemente sobre la estrella, sino que se creaban  zonas más densas formando estructuras filamentosas de gas, a modo de cintas espirales que se solapan poco a poco con el viento de la estrella. Estas cintas pueden absorver gran parte de la radiación de la joven estrella, protegiendo el resto de la nebulosa del viento solar que emite.

Estudios recientes han demostrado cómo los campos magnéticos desempeñan un papel importante en la atracción de gas en una estrella masiva a lo largo de las líneas de campo. Por ello, este equipo de científicos están realizando simulaciones para medir el papel de estos campos magnéticos dentro de las cintas. Sin embargo, los miembros del equipo del Museo Americano de Historia Natural, dicen que los resultados iniciales indican que los campos magnéticos no tienen un efecto sobre la forma que tienen las cintas a la hora de absorber la radiación. Para sistemas muy masivos, los campos magnéticos pueden ser demasiado débiles para luchar contra la gravedad propia de la estrella. Sin embargo, los campos magnéticos aún pueden ser importantes en la recopilación del material del medio interestelar.

----------------------------

Más información en el enlace.

Vía: Astrofísica y Física

0 comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios son responsabilidad únicamente de sus autores y no refleja necesariamente el punto de vista de este sitio.
NO insultes a nadie.

Las fases de la Tierra y la Luna en tiempo real

ir arriba