"El Cosmos está constituido por todo lo que es, lo que ha sido o lo que será" Carl Sagan

30 enero 2010

Kepler continúa pescando y queda atónito con dos KOI (Objetos de Interés de Kepler)

Por ahora, de lo que probablemente hayas oído hablar acerca de los primeros resultados de la misión Kepler, sea el hallazgo de planetas extrasolares. Recientemente fue anunciado el descubrimiento de cinco nuevos exoplanetas en la reunión de la American Astronomical Society celebrada en Washington. Cuatro de esos cinco exoplanetas son mayores que Júpiter unas 1,4 veces su radio, y todos ellos poseen periodos orbitales de 3-5 días alrededor de la estrella anfitriona. El denominado Kepler 4b, el raro del grupo, viene a ser del tamaño de Neptuno.

Tamaños y temperaturas de los descubrimientos de Kepler comparados a la Tierra y Júpiter.

Todos ellos se encuentran próximos a sus estrellas respectivas, por lo que poseen altas temperaturas en sus superficies, entre 1200 a 1600 ºC. Ninguno de ellos constituye una sorpresa. Sabíamos que Kepler podría detectar tránsitos de planetas extrasolares y los primeros eran susceptibles de ser bastante grandes y cercanos a sus estrellas. Estos son los más fáciles de detectar en el menor tiempo posible.

Lo que resulta más interesante es el descubrimiento de dos de los denominados Kepler Objects of Interest (KOI). ¿Por qué son interesantes los KOI? En primer lugar, fueron descubiertos porque cuando desaparecen detrás de su estrella desde nuestra línea de visión, la luz del sistema se atenúa considerablemente. Quiero decir que se atenúa bastante. Normalmente, esta fase se conoce como eclipse secundario y resulta mucho menos notable que el eclipse principal de la estrella que es cuando el planeta pasa por delante de la misma. El hecho de que la luz se atenúe más por la desaparición de KOIs, significa que están incandescentes y emiten luz propia. Los astrónomos estiman que la temperatura para el KOI 74b puede ser de 12000 ºC y la KOI 81b 13200 ºC. El exoplaneta más caliente conocido hasta ahora es de 2037 ºC.

Ambos KOI son realmente más calientes que sus estrellas anfitrionas. KOI 74b y su estrella anfitriona tipo A1V, tiene una temperatura superficial de 9400 ºK. KOI 81b tiene una compañera tipo B9 A0V con una temperatura superficial de unos 10 000 ºK.

KOI 74b y KOI 81b no son lo suficientemente masivos para ser estrellas, sus masas solares son 0,111 y 0,212 respectivamente. No son lo suficientemente masivas para iniciar la combustión nuclear en su núcleo. No obstante, cada cuerpo es lo suficientemente caliente para brillar únicamente por el calor absorbido de su estrella anfitriona y reemitirlo a continuación al espacio. Esto puede significar que han evolucionado de estrellas calientes hasta su estado actual y se están enfriando lentamente con el tiempo. El problema con esta teoría es que las estrellas acompañantes son relativamente jóvenes del tipo A y B, y no parece que hayan tenido el tiempo suficiente para que estas hayan evolucionado de estrellas masivas calientes hasta el estado en que se encuentran actualmente.

Entonces ¿qué son? Sin lugar a dudas constituyen la primera clase de nuevos objetos recientemente descubiertos por la misión Kepler. Vivimos tiempos emocionantes para la astronomía. Ahora vamos de pesca y no tenemos ni idea acerca de lo que otros KOI nos mostraran con la siguiente ronda de datos.

Fuente: Universe Today

Vía Latinquasar

0 comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios son responsabilidad únicamente de sus autores y no refleja necesariamente el punto de vista de este sitio.
NO insultes a nadie.

Las fases de la Tierra y la Luna en tiempo real

ir arriba