"El Cosmos está constituido por todo lo que es, lo que ha sido o lo que será" Carl Sagan

20 octubre 2009

Descubren 32 nuevos exoplanetas

En la conferencia internacional sobre exoplanetas ESO/CAUP celebrada en Oporto (Portugal), el equipo que construyó el instrumento HARPS (High Accuracy Radial Velocity Planet Searcher), espectrógrafo instalado en el telescopio de 3,6 metros de la Organización Observatorio Europeo Austral, ESO, informó sobre el increíble descubrimiento de 32 nuevos exoplanetas, consolidando la posición de HARPS como el principal buscador de planetas extrasolares del mundo. Este resultado también aumenta en un impresionante 30% el número de planetas de poca masa conocidos. Durante los últimos cinco años HARPS ha identificado cerca de 75 de los más de 400 exoplanetas que se conocen actualmente.

“HARPS es un instrumento único, de precisión extremadamente alta e ideal para descubrir mundos extraños” dice Stéphane Udry, quien dio a conocer la noticia. “Ahora completamos con éxito nuestro programa inicial de cinco años, superando nuestras expectativas.”

El último grupo de exoplanetas anunciado hoy está compuesto por no menos de 32 nuevos descubrimientos. Incluyendo estos resultados, la información de HARPS ha llevado a detectar más de 75 exoplanetas en 30 sistemas planetarios diferentes. Gracias a su increíble precisión, se ha dado un espectacular impulso a la búsqueda de planetas pequeños, aquéllos que tienen una masa de unas pocas veces la de la Tierra y que son conocidos como súper-Tierras y planetas parecidos a Neptuno. HARPS ha facilitado el descubrimiento de 24 de los 28 planetas conocidos con masas inferiores a 20 veces la de la Tierra. Tal como ha ocurrido con las súper-Tierras antes detectadas, la mayor parte de los candidatos de baja masa reside en sistemas multiplanetarios, donde existen hasta cinco planetas por sistema.

En 1999, ESO abrió una licitación para construir un espectrógrafo de alta resolución y extremadamente preciso para el telescopio de 3,6 metros en La Silla, Chile. Michel Mayor, del Observatorio de Ginebra, encabezó un consorcio para construir HARPS, que fue instalado en 2003 y pronto fue capaz de medir la oscilación de las estrellas al detectar pequeños cambios en su velocidad radial, menores a 3,5 km por hora, lo que equivale a un ritmo regular de caminata. Tal precisión es crucial para el descubrimiento de exoplanetas y ha permitido que el método de velocidad radial -que detecta pequeños cambios en la velocidad radial de una estrella a medida que se bambolea levemente ante el tirón gravitacional de un (invisible) exoplaneta- haya sido un método altamente prolífico en la búsqueda de exoplanetas.

En retribución por construir el instrumento, el consorcio HARPS obtuvo cien noches de observación por año durante un período de cinco años para llevar a cabo una de las más ambiciosas búsquedas sistemáticas de exoplanetas hasta entonces implementada mundialmente y que consistía en medir repetidamente las velocidades radiales de cientos de estrellas que pudieran albergar sistemas planetarios.

El programa tuvo un gran éxito. Empleando HARPS, en 2004, el equipo de Mayor descubrió, entre otros, la primera súper-Tierra alrededor de µ Ara; en 2006, el trío de Neptunos alrededor de HD 69830; en 2007, Gliese 581d, la primera súper-Tierra en la zona habitable de una estrella pequeña ; y en 2009, el exoplaneta más liviano detectado a la fecha alrededor de una estrella normal, Gliese 581e. Más recientemente encontraron un mundo potencialmente cubierto de lava con una densidad similar a la de la Tierra.

“Estas observaciones han proporcionado a los astrónomos una comprensión más amplia sobre la diversidad de los sistemas planetarios y nos ayudan a entender cómo puede ser su proceso de formación,” dice Nuno Santos, miembro del equipo.

El consorcio HARPS fue muy cuidadoso en su selección de objetivos, desarrollando varios subprogramas destinados a buscar planetas alrededor de estrellas parecidas al Sol, estrellas enanas de baja masa o estrellas con un menor contenido en metales que el Sol. El número de exoplanetas conocidos alrededor de estrellas de baja masa, llamadas enanas de tipo M, también ha aumentado espectacularmente, incluyendo un puñado de súper-Tierras y unos pocos planetas gigantes que desafían la teoría de formación planetaria.

“Al centrarnos en enanas tipo M, y aprovechando la precisión de HARPS, hemos sido capaces de buscar exoplanetas en el rango de masa y temperatura de súper-Tierras, algunas cerca o dentro de la zona habitable alrededor de la estrella”, dice el coautor Xavier Bonfils.

El equipo descubrió tres candidatos a exoplanetas alrededor de estrellas de bajo contenido en metales. Se piensa que dichas estrellas son menos favorables a la formación de planetas, que se forman en el disco rico en metales alrededor de la estrella joven. Sin embargo, se han encontrado planetas equivalentes a varias masas de Júpiter orbitando alrededor de estrellas de bajo contenido en metales, estableciendo una importante limitación a los modelos de formación de planetas.

A pesar que la primera fase del programa de observación oficialmente ha terminado, el equipo continuará su trabajo con dos Grandes Programas de ESO que buscan súper-Tierras alrededor de estrellas de tipo solar y enanas de tipo M, y ya se prevén algunos nuevos anuncios en los meses venideros, basados en los últimos cinco años de mediciones. No cabe duda que HARPS continuará liderando en el campo de los descubrimientos de exoplanetas, impulsando especialmente la detección de planetas similares a la Tierra.

Más información en: http://www.eso.org/

Imagen: ESO/ L. Calçada

Vía El mensajero de las astros

0 comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios son responsabilidad únicamente de sus autores y no refleja necesariamente el punto de vista de este sitio.
NO insultes a nadie.

Las fases de la Tierra y la Luna en tiempo real

ir arriba